miércoles, 2 de enero de 2008

Música para mis oídos


Son casi las 7 de la noche. El hecho de que sea un día miércoles me había puesto en duda. Bueno... eso y que estoy engripada, y que al otro día me tengo que levantar temprano, y que es fin de mes, y que es poco responsable de mi parte, y que... A pesar de los mil peros, me decido y voy!

Bajo de la estación de tren, camino esas dos cuadras y al doblar la esquina, me sumerjo en ese mundo color negro con destellos plateados de tachas y pierciengs. Camino por el borde de la fila buscando a mis amigos, y en cada encuentro con otro par de ojos, a pesar de no conocernos, puedo ver ese brillo expectante, la pasión compartida, el sentimiento, la admiración por ELLOS...

El auditorio es cerrado y oscuro. El escenario es alto, más alto de muchos que vi. El aire es distendido y liviano. Grupos hablando de temas banales, frescos, sintiendo el aire acondicionado que todavía tiene lugar para circular entre los cuerpos. Pero el tiempo sigue su paso firme, y ya sabemos que queremos... el comienzo, ya!

Ese motivo que nos arrastró allí, se hace notar, y sistemáticamente nos vamos enlazando y creando un nuevo aire. Una atmósfera que incube ese ritual, y nos haga estallar a 80 cm del suelo.
Y así... hechos un mar de gente, Ellos irrumpen en nuestra existencia, nos elevan y nos invitan a ser libres. Porque podemos gritar, porque podemos saltar, porque podemos reir y llorar. Porque no importa qué edad tenemos, ni de qué trabajamos, ni qué debemos hacer la hora siguiente. Simplemente somos... somos aquello que se nos ocurre ser...

De repente cantan la canción "Cuadros dentro de cuadros" y recuerdo esto, mi blog, a ustedes. Me dejo hipnotizar por las luces eufóricas y agudizo mi oído hasta que las estridentes melodías llenan mi alma y me siento explotar...

Vivo intensamente, pero no puedo evitar pensar que ese hechizo terminará pronto, y a pesar de sentir el cansancio, la sed, el calor, lo entregamos todo y lo vivimos todo. Hasta el fin... hasta que las luces se encienden, y volvemos a ser lo que eramos. Pero con una sensación que se queda todavía con nosotros... la de haber vivido algo realmente grandioso, algo mágico, algo sublime.



Gracias Catupecu Machu por hacer que viva tan intensamente la música, por llenar mis días de notas de vida, de mágica poesía, de rock.








La música puede llevarnos a lugares irreales y hacernos sentir plenitud. No importa qué estilo, a qué volúmen, con qué frecuencia, cada persona puede regalarse cuando lo desee un momento de estos... ¿Con qué música llenás tu alma?



PD: los dejo sólo unos días, ya que me voy de vacaciones al mar!!! Gracias por acompañarme en este 07 y que este nuevo año nos regale más amistad. Los quiero gente... nos leemos en un par de días!

9 comentarios:

Tomás Münzer dijo...

PRI!!! Sí!!!

Tomás Münzer dijo...

Sí, a mí me gustaba Catupecu, pero ahora no, igual tengo y de vez en cuandoe scucho sus primeros discos, me gusta más Dale, creo que es el más rockero, desprolijo, humilde, ahora como que se aggiornaron demasiado para mi gusto. Aunque debo ser yo porque me pasó con varias bandas, y las que no se separaron, como Rage Against the Machine o Molotov o System of a down. Jeje, metal en épocas de adolescencia rebelde. Un poco de Pink floyd, otro de Cold play, me gusta Franz Ferdinand, algo hay en la música británica, no sé qué, pero gusta. En fin, hay más... felices vacaciones, que disfrutes.

Gisela Ange dijo...

Tomás: Qué alegría que seas el Pri que festeja un pri en mi blog y el Pri del año!!! Gracias por tu buena onda :D

Escuché de varios que prefieren el Catu de los primeros tiempos. Pero uno a lo largo de la vida cambia, vive otras circunstancias, se identifica con diferentes estilos.Los integrante de Catupecu fueron cambiando, es un punto para analizar. Como grupo pasaron muchas cosas y lo de Gabriel es algo muy fuerte.
De lo que consumías, comparto el gusto por System, gracias a mi hermano. Y de la música british... me gusta mucho Keane, aunque no sé si te referías a este estilo... En fin, gracias otra vez por pasar.

Saludos Tomás!

Chulian dijo...

Gisela,
Es genial catupecu para despedir el año. El 06 lo despedí con ellos, saltando como un animal en el teatro (hice un post de eso, esta en el archivo). Eso es lo que tiene la música, esa capacidad para conectarnos con nosotros mismos y con el de al lado sin importar que tan feo luzcas o si te peinaste mal para la ocasión. Este año decidí que el cierre sería de la mano de Dancing Mood, una banda que te recomiendo muchísimo si es que te gusta el reggae, el jazz y el ska. Son verdaderas fiestas para el cuerpo y la mente en las que nada importa... seamos felices, seamos música. Feliz 08 para tí.

Sophie dijo...

Definitivamente cada vez que entro, cada vez que leo un post tuyo confirmo que escribís de una manera espectacular.
Describís sensaciones y haces que el lector esté allí. Muchas gracias por compartir esos momentos y por transmitirlos, gracias.

Besos!! y felices mini vacaciones ;-)

Gisela Ange dijo...

Chulian: en instanstes buscaré tu post cobre catu.
Jajaja, es muy cierto eso de que lucís horrible en un reci. Toda despeinada, el rimmel corrido, transpirada... pero cómo nos olvidamos de lo superficial, y nos remitimos a conectarnos por eso que estamos viviendo.
Espero que la hayas pasado genial con Dancing Mood. No los escuché pero me pondré al tanto.
Que vos también tengas un feliz año! Saludos

Sophie: gracias, de verdad! La magia del blog hace que podamos ser verdaderamente sinceros y que aquello que vivimos, pueda recrearse en los que nos leen. Me pasa que en tu blog puedo ver muchas cosas de vos, como tu tenacidad, energía, y lo que más valoro, ese amor por tu familia, por tu hija.
No sé si te pasa a vos, pero muchas personas que veo asiduamente, no me conocen ni la mitad de lo que comparto acá. Esto es muy lindo. Gracias por pasar! Un besote.

Grace® dijo...

Gise!! te lo dije el primer día, creo que podrías ser una Paolita Coelho jajaja. A veces no es tan importante lo que se escribe sino, cómo se escribe. Y es tu caso, me encanta siempre, Catepecu Machu no, jajaj.
Felices Vacaciones y a descansar que te lo merecés!

vegetal dijo...

hola...aunque lo mas probable es que estes ahogandote en el mar...yo paso por aca a saludarte...la verdad muy buen relato...totalmente cierto...aunque yo tengo la mala suerte de que no me gusta la musica nacional...y los grupos que a mi me gustan no suelen venir por estos lados...hhm!...por eso me voy volando hasta otros paises...ja!...estoy seguro de que no la tenias a esa...emm...y con respecto a "cuadros dentro de cuadros"...sabia que me sonaba de algun lugar...jaja...en fin...adios...

Glen E. Lizardi Flores dijo...

Los catupecu también llemaron un pedacito de mi desde que los conoci, por eso me dolio en el alma el accidente de su bajista, luego supe que Z tocaba con ellos y ahora, bueno, ahora no se nada, solo que vendran a Chile y no podre verlos...
Cariños.